Jesús de Tavarangüe

Declarado “Patrimonio de la Humanidad” en 1993. El pueblo de Jesús de Tavarangüé fue fundado en 1865 en el Monday y conoció tres migraciones antes de llegar a su actual emplazamiento. Esta Misión es considerada como una reducción incompleta, inacabada. La iglesia se destaca por su grandiosidad, a pesar de que nunca fue terminada de construir por la expulsión de los jesuitas (1767). Hubiera sida una de las iglesias más grandes de la época. La reducción de Jesús es particular en su diseño, como así también es la única la que revela claramente es sus detalles el estilo hispánico, en sus bellas portadas del frente y de las sacristías, ello porque los tres arquitectos que la idearon fueron españoles.