El departamento presenta un clima subtropical húmedo, con veranos calurosos y húmedos, e inviernos moderadamente frescos. Es la zona más “templada” del país, y por ende, la de menor temperatura media anual del país.